valores y juventud

valores y juventud

Concretar los valores que cada persona tiene es concretar la jerarquía de valores por la que cada cual se guía. Si conocemos nuestra propia jerarquía de valores, nos hallaremos en disposición de resolver cualquier situación que nos origine un conflicto, nos conoceremos mejor, sabremos lo que realmente nos importa, será más fácil tener claro nuestro proyecto vital y facilitará además el proceso de empoderamiento.

No discutimos aquí sobre valores correctos o equivocados, lo importante es que cada persona conozca los suyos.

Una técnica para definir la escala de valores, que se puede usar con el colectivo juvenil (o con cualquier otro colectivo) es la siguiente:

a)      Primero elegiremos el contexto concreto en el que trabajar los valores por ej. En el grupo de iguales, en las relaciones personales, en el trabajo/estudios o en la familia.

b)      Una vez elegido el contexto, imaginemos que son las relaciones personales, cada joven de forma individual hace una relación de las 10 cosas que más le importan en un folio. A continuación un ejemplo:

  1. Amor
  2. Comunicación
  3. Diversión
  4. Respeto
  5. Atracción
  6. Libertad etc.

Numerando del  1 al 10, siendo 1 el más importante y el 10 el que menos.

c)       Por parejas se intercambian las listas escritas y se recorre la lista con la siguiente pregunta ¿qué es más importante para ti el amor (opción 1) o la comunicación (opción 2)? Habrá que hacer esa pregunta comparando la opción 1 con el resto de opciones, recorriendo la lista completa para ver si aparece algo que nos parezca más importante que el valor que habíamos situado en primer lugar, en caso de que aparezca un valor por encima del que habíamos situado primero, este se convierte en la cima de la jerarquía. Pasamos entonces a la palabra siguiente de la lista y así con todas, repitiendo el proceso hasta el final.

No sólo es importante la palabra que cada persona usa para definir el valor, sino que hay que saber el significado de la palabra que usa: habrá jóvenes que en su escala de valores esté la diversión y para algunos/as la diversión puede significar consumir drogas, bailar hasta la madrugada, y para otros/as la diversión consistirá en escalar montañas o practicar piragüismo, con lo que único que tienen en común esos valores es la palabra empleada para distinguirlos.

d) El siguiente paso de la técnica, será  realizar un procedimiento de confirmación de los valores, es decir, concretar el significado de las palabras utilizadas en la jerarquía a través de preguntar por el significado de cada valor elegido, que cada pareja hará a su compañero/a.

La clasificación no es un proceso fácil, no estamos acostumbrados a hilar tan fino, pero servirá de mapa para que los jóvenes se conozcan mejor, puedan trazar objetivos como grupo basándose en los valores y que pasen a convertirse en equipo.

Para nosotros/as como trabajadores/as, saber los valores del colectivo con el que trabajamos, es una herramienta clave para conocerlos mejor y poder motivarlos/as.

Nos encantaría saber qué otras técnicas has utilizado para trabajar los valores en la juventud y si quieres comentar algo, ya sabes… aquí puedes hacerlo y siempre te agradeceremos que compartas la información con compañeros/as de trabajo, amigos/as etc.

Un saludo desde apúntate una!

 

Comparte enShare on FacebookTweet about this on Twitter