Financiación colectiva o crowdfunding

Financiación colectiva o crowdfunding

El término crowdfunding se ha hecho bastante popular en los últimos tiempos. Proviene de las palabras inglesas crowd (multitud) y funding (financiación) por lo que lo podríamos traducir como financiación en masa o financiación colectiva.
A la hora de poner en marcha una idea de negocio, quienes somos o hemos sido personas emprendedoras sabemos de la dificultad de juntar un dinero inicial con el que arrancar. Para ello hasta ahora se ha podido recurrir a los ahorros, las familias y amistades, los bancos… y otras iniciativas que no deben caer en el olvido y que son los antecedentes del actual crowdfunding. Me estoy refiriendo a acciones como vender “bonos” a cambio de copas y así poder abrir un bar (y quien dice a cambio de copas dice también discos, libros, etc.). Este tipo de búsqueda de financiación colectiva era ya habitual en la década de 1980. Recuerdo como un colectivo de gente quisimos montar una radio libre y para ello hicimos una fiesta en un bar y vendíamos bonos de ayuda. La principal diferencia con la actualidad es que ya no es necesario el contacto directo entre las personas, para eso tenemos internet. Y es así como surgen diversas iniciativas de donaciones a través de comunidades on line con la ayuda de las tecnologías de micro pagos y con una buena difusión a través de las redes sociales.
De esta manera surge la plataforma Goteo que se autodefine como “una red social de financiación colectiva (aportaciones monetarias) y colaboración distribuida (servicios, infraestructuras, microtareas y otros recursos) desde la que impulsar el desarrollo autónomo de iniciativas, creativas e innovadoras, que contribuyan al desarrollo del procomún, el conocimiento libre y/o el código abierto. Una plataforma para la inversión de “capital riego”, en proyectos cuyos fines sean de carácter social, cultural, científico, educativo, periodístico, tecnológico o ecológico, que generen nuevas oportunidades para la mejora constante de la sociedad y el enriquecimiento de los bienes y recursos comunes.”
Puedes encontrar también otras plataformas a poco que navegues un poquito por internet. Por cierto, ¿conoces el buscador solidario Weelp? Es una manera de convertir en solidarias tus búsquedas por la red.
Te mostramos a continuación el vídeo promocional de la plataforma argentina Panal de Ideas.

¿Tienes en mente alguna idea de negocio? ¿Has pensado ya cómo financiarla? Quizás esté ya en marcha. ¿Has utilizado alguna plataforma de financiación colectiva? Cuéntanos tu experiencia, seguro que viene muy bien para mucha otra gente.

Comparte enShare on FacebookTweet about this on Twitter