Dimensión espiritual del feminismo

Dimensión espiritual del feminismo

Hace un par de años una mujer inspiradora donde las haya (sí Rosy, tú), me descubrió a Jean Shinoda Bolen con su libro “El millonésimo círculo”, una apertura a la dimensión espiritual del feminismo.

Quedé maravillada con sus palabras, con su forma sencilla de describir las cosas y la manera en la que ella ve como camino necesario el cambio personal para ayudar a la humanidad a entrar en la era post-patriarcal. Cuando lo leí me sentí completamente identificada y embriagada con lo que en aquellas hojas contaba.

La autora parte de una hipótesis: cuando un número importante de personas cambia su modo de pensar y comportarse, la cultura lo hace también y una nueva era comienza (basado en la teoría de la resonancia mórfica del biólogo Rupert Sheldrake).

Su propuesta: crear círculos de mujeres en todo el mundo, ya que basándose en la teoría anteriormente expuesta, cuando haya un número decisivo de círculos de mujeres, el sistema patriarcal cambiará.

¿Y qué es eso de un círculo de mujeres?

Se trata de un grupo de mujeres que se reúnen con una asiduidad determinada, para crear entre ellas el  modelo que les gustaría ver en la sociedad  basado en la igualdad, en la escucha consciente, la confianza, la experiencia de cada persona, la autenticidad, la sinceridad, el compromiso, donde las decisiones se tomen por consenso… el objetivo es interiorizar este modelo para producir cambios en nuestro entorno más cercano, y así cambiar la estructura patriarcal de nuestras relaciones.

El círculo se convierte en un lugar seguro, un lugar basado en la confianza y la confidencialidad, donde se producen curaciones, aunque no sea una forma de terapia.

¿Conocéis en vuestro entorno experiencias de círculos de mujeres? Nos encantaría leeros, y ya sabeis que si os ha parecido interesante el contenido del post os agradecemos que lo compartáis.

Nos vemos pronto en apúntate una!

Comparte enShare on FacebookTweet about this on Twitter