La actitud positiva

La actitud positiva

Rubén Turienzo participará en las Jornadas “START YOU UP, emprende tu idea de negocio” que se desarrollarán en Granada los días 22 y 23 de noviembre de 2013. Licenciado en Historia del Arte y con diversos másteres (MBA, Coaching ejecutivo y empresarial, Psicología) es autor de varios libros (entre ellos “SM;)E: El Arte de la Actitud Positiva”) y conferenciante habitual. Rubén hablará sobre motivación y marketing y de algo fundamental: la actitud positiva. De su página Influencia social reproducimos el siguiente artículo titulado “Jedis de la sonrisa”.

Imagina dos dependientas de una tienda de ropa a la que tú vas a cambiar un producto que no te acaba de convencer. Estás en plazo y tienes el ticket. Mientras esperas tu turno te das cuenta como una de ellas, Carla, atiende con una enorme sonrisa y entonces te dices a ti mismo que todo va a ir bien, que tras el cambio te pasarás de nuevo por esa sección en la que has visto eso que te gusta y te felicitarás porque la operación de cambio va a ser rápida. Sin embargo, al levantar la vista de nuevo, te das cuenta de que Janette, la otra dependienta atiende con una cara serie y malhumorada, además ves como sus movimientos son mas bruscos y como tira algún mensaje desagradable hacia su compañera risueña. Empiezas a contemplar la posibilidad de que sea ella quien te atienda y comienzan las dudas en tu cabeza, revisas el ticket para comprobar si realmente estás en el plazo para cambiarlo y comienzas a revisar las posibilidades para que te diga que no, y mientras cruzas los dedos para que te toque la simpática Carla y así no tener problemas, te reafirmas en que a Janette habrá que ser duro y contundente para que no se le ocurra decirte que no. Al llegar al mostrador…

Si te toca Carla dirás con amabilidad y simpatía algo así como “Hola buenos días, compré esta camisa hace unos días sin probármela y es que cuando me la fui a poner no me acaba de convencer y venía a ver si era posible cambiarla, muchas gracias”.

Si te toca Janette le lanzarás de forma seria un “Hola, vengo a cambiar esta camisa porque la talla, o no está bien, o ha cambiado, porque es la que siempre me llevo y ésta no me vale ¿Habéis cambiado las tallas?”

Al finalizar el día, Carla y Janette se encuentran mientras recogen la tienda y dice la risueña jovencita “Pues hoy no ha estado nada mal el día, la verdad” a lo que Janette le contestará “Es que tienes una suerte hija… ¡A ti te tocan todas las personas simpáticas!”

Creas lo que proyectas. Si tu Actitud es buena, atraerás buena actitud la mayor parte de tu tiempo.

Ahora, que tan de moda está en la televisión y el cine los personajes ariscos, hirientes o malcarados que se congratulan de tener muchos seguidores en Twitter, de que sus opiniones tengan mucha influencia y de que parezca que el lado oscuro de la Actitud tiene más aprobación, necesitamos a los jedis de la sonrisa.

Los jedis de la sonrisa son esas personas que tienen buena actitud ante la vida, que son capaces de ilusionarse cada día y esperan algo bueno de la vida mientras trabajan por conseguirlo y ayudan a los demás a lograrlo. Son quienes positivizan los malos episodios plantándoles cara y optando por quedarse en sus emociones con las cosas que le aportado dicho episodio. Quienes relativizan y no generan mal estar o globalizan sus opiniones para hacerse eco de los agoreros o los pesimistas. Quienes son capaces de simplificar la vida y huyen de crear en su cabeza boicots, conspiraciones, disonancias cognitivas, frustraciones o situaciones de ira. Y por supuesto, los jedis de la sonrisa son aquellas personas que cuando no han sido capaces de moldear de manera positiva algo, deciden modificarlo. Enfrentándose a la naturaleza misma de ese inconveniente y zanjando en caso necesario la naturaleza del problema.

Es dificil ser siempre una persona sonriente, ya que la tentación del lado oscuro es fuerte: miedos, temores, incertidumbre, estrés, rabia contenida, la falacia de la justicia… Es cierto que es más cómodo ser un alma oscura y agria. De ahí que esas personas ariscas tengan tantos seguidores. Lo fácil, lo cómodo, es refugiarse bajo la queja constante y el látigo de la frustración. La crítica por la crítica. Descarnada, con la excusa de la construcción, pero sin el mismo que requiere una opinión de ánimo. Ser un triste de la vida es mucho más fácil. De ahí que sea por lo tanto más sencillo, obtener seguidores, “Me gusta” o RT, e influencia, cuando tus mensajes son negativos. Te conviertes en el altavoz de esa parte oscura y frustrada que todos llevamos dentro y que, por comodidad, dejamos que salga.

Sin embargo, los jedis de la sonrisa saben que la vida en positivo es mucho más complicada y hostil, ya que al lanzar su mensaje de ánimo y optimismo, sus seguidores se enfrentan a sus propios miedos y por lo tanto a la posibilidad de fallar. Es decir, si dices que la vida es una mierda y al final la tuya lo es, puedes felicitarte ya que tenías razón. Eso sí, si decías que la vida puede ser maravillosa y no obtienes todo lo que esperabas, siempre estarás en la lucha constante por creer y crear.

Para cada Carla, habrá una legión de Janettes. Para cada jedi de la sonrisa habrá decenas de sabios de la negatividad. Y no, no se trata de generar un halo de optimismo barato, o crear un mensaje vacío o una moda de buen rollismo. Se trata de que solo la gente optimista es la que ve una salida, la que se atreve a enfrentarse a los problemas con la intención de trabajar para cambiarlos no con la condescendencia del que los asume y los juzga sin mover un dedo. Se trata de creer en crear. De proyectar nuestros mejores objetivos y deseos con ellos salir a la calle y comerse el mundo. De luchar contra quienes han abandonado la costumbre de generar energía positiva por su egoísmo. Se trata de que los jedis de la sonrisa iluminen y generen. Sus éxitos deben ser ejemplo.

Es la esperanza, el inconformismo y la motivación al cambio la fuente de energía de toda persona con Actitud Positiva.

Sabemos que la sonrisa y la actitud positiva tiene poderes mágicos. Nos ayuda a sanar. Está demostrado científicamente que conseguirás vivir unos ocho años más, disminuirán tu presión arterial, el estrés,la artritis y el riesgo de sufrir patologías gástricas y endocrinas, neutralizarás la tensión muscular, la esclerosis y el exceso de cortisol, aumentarán la respuesta de tu sistema inmunológico y tu esperanza de vida en casos de enfermedades graves… Sin olvidar los incrementos de los niveles de oxitocina, dopamina y serotonina. Y lo mejorde todo: si tu actitud es positiva, estarás fabricando tu propia felicidad. serás un imán de Actitud Positiva, como Carla, y por lo tanto de oportunidades. Merece la pena ponerse a ello.

No, no es sólo buenrollismo. Es algo imprescindible.

El lado oscuro de la actitud se frota las manos cuando les haces caso y mientras que ellos siguen creciendo y llenándose el bolsillo sonrientes, tú sigues malcarado y lleno de rabia. Porque esa es otra de las diferencias fundamentales. La ira, la venganza y ese llamado lado oscuro es un movimiento egoísta que empieza y acaba con el beneficio de quien lo emite. No busca mayor objetivo que el objetivo individual, el “a mí me funciona” y cuanto más seguimiento tengan, más influencia y más les idolatren, más beneficio personal obtendrán. Janette tendrá más tranquilidad porque nadie querrá ser atendido por ella, más canalización de furia y rabia tendrá porque quien se enfrente a ella lo hará en negativo. Hay incluso que gana mucho dinero con esa imagen exterior de persona irascible, hostil, malcarada…

El lado brillante de la Actitud es generoso y proyectivo, es decir, fluye de dentro hacia fuera y busca que el resto esté igual de satisfecho y triunfante. Sonríes y buscas generar esa reciprocidad, esa energía positiva, ese rincón de optimismo en un mundo de dificultades. Cuidas los sentimientos de los demás porque sabes que cuando generas una catarsis negativa para el cambio se generan unos fantasmas que tarde o temprano volverán a surgir. Ser jedi de la sonrisa significa apostar por cambiar el mundo entre todos, por animar a que otras personas generen energía positiva, construyes en vez de la destrucción. Nadie nunca consiguió nada de la negatividad.

No te dejes atrapar por la Actitud negativa. Eso es lo fácil y cómodo. Valiente es salir con una sonrisa a la calle y decirte a ti mismo que todo va a ir bien.

Simplifica aquello que te complica la vida. Relativiza los problemas. Positiviza las cosas que te sucedan y busca el lado bueno de la vida. Ilusiónate con aquello que quieres conseguir. Modifica aquello que no te hace bien. Pero además de eso… Sonríe en el ascensor, saluda a la gente que no conozcas, ayuda a quienes van cargados o abre la puerta a quien va detrás de ti. Envía emoticonos en las conversaciones por internet, no continúes una conversación hostil o de crítica, felicita a la gente por sus éxitos, anima a quienes se caigan, da una opinión precisa para la mejora y lanza mensajes de apoyo, alienta a quienes les falten ánimos, escucha a quien esté triste y empatiza con esa persona, pero termina las conversaciones emocionalmente en positivo…

Pequeños actos para un mundo mucho mejor. Grandes éxitos del día a día que generan energía positiva. Ante la ola de hostilidad y negatividad reinante, necesitamos a los jedis de la sonrisa, necesitamos a gente como Carla. Todos tenemos a alguien radiante dentro, solo debemos confiar, creer y ser valientes. Te espero en el lado positivo de la calle y a aquellos que todo esto lo consideren ignorante, inocente, o intenten ser condescendientes recuérdales solo una cosa, no solo vivirás ocho años más, sino que además, los vivirás con una sonrisa en la cara.

Y tú, ¿qué opinas? Déjanos tu comentario y si el contenido te ha parecido interesante no dudes en compartirlo.

Comparte enShare on FacebookTweet about this on Twitter